Diciembre llegó

Diciembre llegó, y con este último mes llegó yo otra vez. 

Ya no hay excusas que valgan, he decidido volver, con más ganas, con una ilusión renovada, y con mucha fuerza para dar mejores contenidos, más informaciones y, o por lo menos eso espero, más continuidad. 

Ya no hay preparativos de boda que me distraigan, luna de miel que organizar, esa casa que nos hemos comprado y que ahora es nuestro hogar con mil cajas todavía por deshacer. Ya no hay excusas porque quien algo quiere algo le cueste. 

Así que he vuelto, pero esto no quiere decir que no sea difícil, que esta vez sí que funcione, que me ponga las pilas porque me gusta esto, me libera, y he descubierto que me gusta escribir más de lo que pensaba.


I. 

No hay comentarios